Folclore

Folclore


      

  Pioneros en la recuperación de danzas y en los trajes que usaban los bailadores fueron Antonio Mercado y Fermín Pardo. Estaban finalizando los estudios de magisterio cuando se incorporaron al Centro Aragonés –por sus clases de jotas–, para ingresar después en los Coros y Danzas de la Sección Femenina y posteriormente en el Seminario de Arte Popular, de la cátedra de Historia del Arte, que regía el profesor don Felipe Garín de la Facultad de Filosofía y Letras de Valencia.

 

    En 1975, con el rotundo y simbólico nombre de «Alimara» –teas encendidas para alumbrar las fiestas nocturnas siglos atrás– se formó el grupo, con sede en la Societat Coral El Micalet; grupo que subsiste lleno de pujanza dedicado a la investigación de la cultura popular. En 1979, bajo el título de «Aproximació a la indumentaria tradicional del País Valencià», del 21 al 24 de junio, organizaron una exposición en el Museo Nacional de Cerámica González Martí, cuyo folleto al cabo de una veintena de años sigue siendo modélico por los grabados y la declaración de principios: «Estem contents pel què hem fet, però no hem fet sinó començar.» Y con la ropa de todo uso, la conseguida o reproducida desde el siglo xviii a comienzos del xx, se exhibían los vestidos especiales de numerosas danzas, entre ellas «La Moma»; la danza de Corpus valenciana por excelencia que «Alimara» recuperó y volvió a instaurar en 1976. Un año después de que iniciara la «dansà de la Mare de Déu», la víspera del día de la Virgen de los Desamparados; hoy auténtica manifestación folclórica a la que se unen grupos como Lo Rat Penat, Moncada, Santa Bárbara, El Forcat, Arracaes, la «colla de dolçainers Soroll», «Paco Blasco» y «Torrent», entre otros.

 

    El grupo «Alimara» fue requerido para bailar igual en fiestas de fallas que en encuentros internacionales de Alemania, Estados Unidos, Francia, Bélgica, Rusia, Japón, Grecia y Suiza. Han montado espectáculos de una gran ambición cultural como Faena i Festa, Carrer Major, Les Noces, estrenado en el teatro Principal de Valencia; El Ball de Torrent (pantomima que admite toda clase de bailes) que representó con gran éxito, también en el Principal, en el acto de la exaltación de la Fallera Mayor de Valencia de 1986; y en 1996, en el Palau de la Música, la Dansà, en la solemene exaltación de la Fallera Mayor. Igualmente, han realizado desfiles con el epígrafe de «A la Moda Valenciana», con presentación de 200 modelos.

 

    En la actualidad, «Alimara» está integrado por 30 bailadores, cantador, cantadora y rondalla de guitarra, «guitarró», cítara, dulzaina y «tabalet». Y con gran frecuencia alguno de sus bailadores da clases a los jóvenes de comisiones falleras que deciden tener su propio grupo de danza. Fermín Pardó se separó de «Alimara» –aunque la amistad se mantiene inalterable–; fundó el grupo «Restauración» y se entregó al estudio de temas vinculados a Requena. Salvador Mercado, el histórico de «Alimara», continúa como impulsor del grupo. Ha firmado diversas publicaciones sobre la indumentaria, los bailes, su origen y evolución; canciones religiosas y profanas.

 

El baile, actividad cultural

    Cuarenta y dos comisiones falleras cuentan con grupos de bailadores y durante todo el año, todos los domingos, a las 12 de la mañana, en la plaza de la Virgen interpretan danzas acompañados por un rondalla o tabal y dulzaina, finalizando el curso en junio, con una gran Dansà en el Tinglado 2 del Puerto. Más de un centenar de parejas se unen en esta manifestación folclórica, considerada como la más antigua de las comarcas que formaban el Antiguo Reino de Valencia. Baile ritual y ceremonioso, cuyo posible origen debían ser las danzas paganas ofrecidas al dios o diosa de la fertilidad, al finalizar la recolección de las consechas.

       

    La Federación de Folclore de la Comunidad Valenciana, acoge a los grupos de las fallas, facilitándoles amplia documentación, bibliografía y un banco de casetes, partituras y vídeos de los que pueden disponer en la sede de la Federación, calle del Dramaturgo Fausto Hernández Casajuana, número 4. Entidad que cuenta con el asesoramiento de auténticos especialistas en la materia: José Climent, Joan Blasco, Victoria Liceras, Salvador Chuliá, Pablo Sánchez Torrella, Fermín Pardo, María Teresa Oller y Salvador Seguí.

 

      La formación de grupos de baile en comisiones falleras es antigua y esporádica; siempre nacieron impulsados por alguien interesado en el folclore y, a veces, sin pertenecer a la comisión pero que encontraba en el colectivo infantil favorable eco. En l’Antiga de Campanar, por ejemplo, fue Violeta Montoliú, hoy catedrática de la Universidad Politécnica (Escuela de Arquitectura), quien a principios de la década del setenta les enseñaba bailes; a ella sucedería una antigua compañera suya de los Coros y Danzas de la Sección Femenina, Consuelo Gironés, que había apuntado a sus hijas. Consuelo Gironés motivó a las madres de las falleras infantiles de tal manera que, mensualmente, entregaban una cuota de 100 pesetas para los nuevos trajes. Debutaron con el «ball dels arquets»; y un tiempo antes el casal fue taller de jóvenes mujeres confeccionando el atuendo pastoril que requiere la antigua danza.

 

    Siguiendo al grupo infantil surgió el de jóvenes y adultos; y los bailes aportaron cultura; no sólo pasos que trenzan coreografía; se indagó su origen, evolución y significado; fiestas o acontecimientos en los que se bailaban; y a través de ellos se fue conociendo la vida tanto en pueblos de la Ribera como en la Serranía; en la Huerta o en el Valle de Ayora.

 

    A la hora de mencionar los grupos folclóricos justo es el recuerdo del de la Falla Joaquín Costa-Conde Altea, que en 1977 se reorganizó con Mónica Añón y Rafael Vindel, dándose la circunstancia de que llegaron a bailar las siete hermanas Añón Roig;junto a Mónica, Merche, Begoña, Elena, María José, Maite y Amparo; más dos primas y un primo, Sol, Ana y Paco Añón. Al cabo de tanto tiempo, Mónica ha vuelto a la danza encargándose del grupo infantil. En cuanto al de los jóvenes, algunos componentes bailan también con los grupos «Moncada» y «Alimara».

 

 (Textos: María Ángeles Arazo, "Fallas, delirio Mediterráneo")



lasprovincias.es

Registro Mercantil de Valencia, Tomo 6732, Folio 122, Sección P, Hoja V74074, Inscripción 1ª C.I.F.: B-97002935. Domicilio social en la calle Gremis nº 1 (46014) Valencia. Copyright © Valenciana Editorial Interactiva S.L., Valencia, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, de LAS PROVINCIAS (Federico Domenech S.A.) y de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

© 2013 LAS PROVINCIAS Todos los derechos reservados.