Una marea festiva y 'low cost'

Fallas 2014

Una marea festiva y 'low cost'

La ciudad se llena de gente para disfrutar de las fallas y las mascletaes aunque el consumo es mínimo

10.03.2014 -
Comparte esta noticia »

Doce minutos con el coche parado en la salida de un parking esperando a que la avalancha de público de la mascletà termine de evacuar la plaza del Ayuntamiento y las calles adyacentes. Es la decisión que toma, por precaución, una conductora a pesar de que otros usuarios optan por increparla y lanzar el coche a la calzada, haciendo caso omiso a la recomendación de salir de casa con dosis de paciencia en los bolsillos durante la semana fallera.

Ésta podría ser una de las imágenes de resumen de las 48 horas del primer fin de semana plenamente fallero, con las piezas de los monumentos de Especial y de muchas otras comisiones salpicando las calles y plazas de la ciudad, al igual que las carpas y los coloridos puestos de churros y buñuelos. Sin olvidar los temidos cortes de calles y desvíos de autobuses.

Ya lo decían los pirotécnicos en LAS PROVINCIAS el sábado, cuando reclamaban que comercio y hostelería pagaran también parte de las mascletaes. «Es un espectáculo popular y gratuito para el espectador del que se benefician durante 19 días», recordaban desde Piroval. Y razón llevan en cuanto a número de visitantes, ya que en consumo y gasto el sector de la hostelería discrepa, por lo menos en el balance de los primeras jornadas de las Fallas y a falta de la llegada de los días grandes de las fiestas josefinas.

La consulta a una churrería ubicada junto al lugar de la plantà de la falla Na Jordana da una idea de la tónica general en este sector. Ellos llevan ya una semana (se instalaron el pasado sábado) y la venta ha sido «regular» aunque confían en que «el público que venga a ver la falla se anime y consuma». Por ahora, los buñuelos de calabaza son el producto más vendido. Y remarcan que este fin de semana han observado mucha más gente que el anterior «cruzar desde la otra parte del río» para ir a ver la mascletà.

Lo mismo sucede en el puesto situado al lado de la falla de la Plaza del Mercado Central, donde una grúa trabaja izando piezas al tiempo que centenares de personas toman fotografías y curiosean en los puestos del mercadillo de los domingos. Uno de los trabajadores explica, mientras remueve los ingredientes de la pasta de los churros, que llegaron el pasado lunes y que las ventas han sido flojas «hasta hoy [por ayer] cuando más personas se animan a comprar media docena de churros».

En las mesas de las terrazas de los bares y restaurantes el producto que arrasa es la cerveza, el refresco y los aperitivos, es decir, el tapeo habitual del mediodía pero con una afluencia superior por el disparo de las mascletaes. Hay quien opta por acercarse hasta la plaza del Ayuntamiento primero y picar algo después y quienes, como una familia que reside en la avenida Blasco Ibáñez, camina hasta los alrededores de la plaza Rodrigo Botet, encarga una paella y se hace el aperitivo con el sonido de la pólvora preparada por los Hermanos Borredá de fondo. Un ritual que, por cierto, aseguran que repetirán el próximo domingo.

Con vistas al 15-16

El presidente de la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), Manuel Espinar, aseguró ayer que, como el año pasado, se ha impuesto el 'low cost' en el consumo de estos días. «La situación económica sigue igual pero está cambiando la actitud de la gente, que sale a la calle con más ganas», dijo.

Esto se traduce en un lado positivo, pues hay más rotación de clientes en los establecimientos y, otro negativo: una estampida masiva tras la mascletà. «La realidad es que muchas personas optan por comer en su casa. Sí, se toman algo antes pero el gasto medio sigue igual o más bajo que el año pasado», comentó.

Un ejemplo de esto puede verse en los aledaños de la plaza de la Reina, donde los locales de restauración orientados a los turistas están repletos y con tapas y bebidas sobre la mesa. Mucha empanadilla, medio bocadillo o platos para compartir, apunta un camarero. En la calle, los 'manteros' tratan de hacer su particular agosto con bolsos, pañuelos y otros complementos también 'low cost', y falsificados.

Respecto a las previsiones de cara a los días grandes de las Fallas, Manuel Espinar confía en que el impacto económico y de cifras de visitantes sea similar al del año pasado. Juega en contra el hecho de que el día 19 sea festivo sólo en la Comunitat y en Murcia (como autonomía más cercana, pues no lo es en Madrid), de ahí que para ese día, a su juicio, «el público objetivo sea de la ciudad, del área metropolitana o de la provincia».

A favor de las cifras juega que la plantà sea el próximo sábado, por lo que esperan que el «punto álgido» de las Fallas sean los días 15 y 16. Según el presidente de la FEHV, «muchos visitantes saben que esos días ya está todo montado, que hay mascletaes, luces... Así que podrían venir desde otras comunidades». La apuesta es por los días 15, 16 y 19 para que los datos de consumo sean «buenos».

La compañía Renfe maneja las mismas previsiones y ya anunció un aumento de las plazas de la alta velocidad entre Valencia y Madrid del 14 al 19 de marzo, es decir, 11.000 plazas adicionales a la oferta habitual y mayor refuerzo para el fin de semana que se avecina.

En el sector hotelero, el presidente de la Unión Hotelera, Luis Martí, apuntaba hace unos días a LAS PROVINCIAS que la ocupación rondaría el 70% durante estos días y que las reservas de última hora (o de «último segundo», según algunas fuentes del sector) podrían hacer que la cifra se incrementase hasta el 80% en plenas Fallas, o incluso en un dato superior en los hoteles próximos al centro. En cualquier caso, y siempre sobre las previsiones iniciales, una cifra algo inferior al 85% alcanzado en 2013.

Paseo y alguna compra

No obstante, y aunque la demanda interna aún no se haya recuperado, Valencia, su centro histórico, fue ayer una marea festiva de gente. Desde las torres de Serranos a la estación del Norte, pasando por la plaza de la Virgen o las grandes vías.

Precisamente, en la plaza de la Virgen, se registraron colas desde primera hora de la mañana para acceder a la Basílica a contemplar la restauración de la Virgen de los Desamparados. En el puesto de venta de artículos de los Seguidores de la Virgen destacaban la mayor afluencia de personas a la plaza, especialmente de cara a mediodía, y también para comprar algún recuerdo como las carambas o las pulseras con la imagen de la Geperudeta.

También en la tienda 'Devalencia souvenirs', una de las trabajadoras, Elitsa, confirma las idas y venidas de personas estos días tanto en la calle como en el comercio. El hecho de que estén especializados en los ninots en miniatura y que cuenten con bocetos de los hermanos Santaeulalia para trabajar provoca que muchos se detengan a contemplar su escaparate. Entrar o no dependerá de las prisas que se tenga para llegar a la mascletà.

Porque a esa hora ya están tomadas San Vicente (con proliferación de 'lateros'), Barcas, Sagasta, Lauria e, incluso, Mariano Benlliure, que se convierte en un improvisado cohetódromo con niños tirando petardos y padres disfrutando de una bebida en lata.

TAGS RELACIONADOS

 
Comparte esta noticia »


lasprovincias.es

Registro Mercantil de Valencia, Tomo 6732, Folio 122, Sección P, Hoja V74074, Inscripción 1ª C.I.F.: B-97002935. Domicilio social en la calle Gremis nº 1 (46014) Valencia. Copyright © Valenciana Editorial Interactiva S.L., Valencia, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, de LAS PROVINCIAS (Federico Domenech S.A.) y de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

© 2013 LAS PROVINCIAS Todos los derechos reservados.