Los pequeños detalles deciden una fallera mayor

FALLAS 2013

Los pequeños detalles deciden una fallera mayor

El jurado valora la educación, la capacidad de liderazgo, la cultura, la ilusión y «tener ángel»

28.09.2012 -
Comparte esta noticia »

Llegados a este punto, una de las cosas en las que suelen coincidir los miembros del jurado es que las 13 señoritas y 13 niñas que aspiran a convertirse en falleras mayores de Valencia son lo mejor de cada casa. Todas llevan a sus espaldas un largo proceso de selección que empezó en el mes de julio y que culminará el próximo 17 de octubre con la tradicional llamada de la alcaldesa. Son guapas, educadas, simpáticas y, por encima de todo, muy falleras. Cualquiera de las 26 candidatas está capacitada a estas alturas para ostentar el cargo. Sin embargo, tan sólo dos de ellas se convertirán en las falleras mayores de Valencia 2013. Es una difícil decisión que los miembros del jurado toman a conciencia tras conocerlas y compartir charlas, juegos, comidas y muchas horas a su lado. Pero, ¿cómo saben ellos quienes deben ser las elegidas para representar al mundo fallero?

«En la elección, al final los pequeños detalles son los que te hacen decidirte por una u otra, ya que todas son válidas», asegura Julián Carabantes, presidente de la falla Barrio Beteró y miembro del jurado de la FMIV 2011, Carmen Monzonís. Lo que buscan en la fallera mayor es la polivalencia, una persona que no destaque en una sola tarea, sino que esté bien preparada en conjunto. «La palabra es redondez, una persona completa en muchos sentidos», dice Jorge Guarro, vicepresidente de la Junta Central Fallera y miembro del jurado de la FMIV 2010, Ariadna Galán.

Pero, ¿qué cualidades debe aunar una candidata para alcanzar esa redondez que busca el jurado? Aunque todos afirman que posiblemente personas distintas escogerían a otra fallera mayor diferente, tienen claro cuáles son los elementos que no pueden faltar; la cultura general, la capacidad de liderazgo, la educación, el saber estar, que sienta auténtico fervor por las fallas y además lo transmita, que tenga el apoyo de su familia pero, sobretodo, que tenga pequeños detalles que la hagan destacar. «Y además, si la belleza acompaña, mejor» comentan.

Ese «ángel» que debe caracterizar a la fallera mayor es precisamente en lo que el jurado se fija dentro de cada grupo. Las elecciones son diferentes y en cada una de ellas las elegidas han marcado la diferencia de maneras distintas. «Las propias candidatas son muchas veces las que ven quien tiene madera de fallera mayor. El año de Marta Agustín les hicimos una quiniela para que escribieran a quien veían como fallera mayor, y la mayoría escribió su nombre» recuerda Bea Ramos, delegada de protocolo de la JCF, quien tendrá la oportunidad por segunda vez de formar parte del jurado que elegirá a la fallera mayor de Valencia 2013. Otras se van descubriendo y sorprendiendo al jurado, como fue el caso de Ariadna Galán. «Al principio fue una fallera mayor tapada, pero poco a poco nos fue cautivando. Se metió a la alcaldesa en el bolsillo, era la niña de sus ojos y ha sido la única vez que Rita Barberà ha estado en la cremà infantil», cuenta Guarro.

Las pruebas que les realizan durante semanas tienen como objetivo observarlas mientras se desenvuelven en ámbitos muy distintos. A las candidatas mayores se les ha hecho organizar cenas en un casal, leer un discurso en valenciano e incluso han llegado a reunirse con anteriores falleras mayores de Valencia para preguntarles sobre su reinado. «Organizamos una charla con muchas falleras mayores de Valencia para que las candidatas resolvieran posibles dudas que tenían y escuchasen de primera mano lo que les espera, porque muchas no lo saben. Y para ser fallera mayor hay que estar predispuesta», explica Miguel Guillot, presidente de la falla Lope de Vega. En el caso de las niñas se intenta encontrar lo que llaman una «niña adulta» «que sepa comportarse en los momentos serios pero que también se divierta y sea pícara en ambientes más distendidos», destaca Julián Caballero, presidente de la falla Carrera Malilla- Ingeniero J. Benlloch. Él fue jurado de la FMIV 2007, Inma Escudero y repetirá experiencia este año con las mayores.

«Intentamos que disfruten haciéndolas jugar, pero también les hacemos entrevistas personales y observamos sus modales en la mesa», afirma Antonio Barberà, presidente de la Agrupación de fallas del sector Creu Coberta y miembro del jurado de la fallera mayor infantil 2012, Rocío Pascual.

También para ellas la familia juega un papel fundamental, y por ello, las entrevistas con los progenitores pueden llegar a resultar determinantes. «Los padres tienen que saber que desde el momento que su hija es nombrada fallera mayor, van a vivir 365 días del año para ella, y han de estar dispuestos y disponibles» remarca Caballero, quien vivió en primera persona esta situación cuando su hija Laura fue fallera mayor de Valencia en 2011.

Lo cierto es que sólo puede salir una. Por eso, los miembros del jurado intentan hacer entender tanto a niñas como mayores que las posibilidades de ser fallera mayor son muy pocas y que pase lo que pase lo más importante es que todas formen una piña, sean compañeras y se apoyen en todo porque van a vivir juntas un año inolvidable.

Tópicos inciertos
En el mundo fallero se ha hablado en numerosas ocasiones de que determinados factores son fundamentales a la hora de decantarse por una niña o señorita. Muchas veces, los tópicos acerca de la altura, la falla o el dinero han tomado protagonismo en la elección. Sin embargo, los miembros del jurado aseguran que ninguno de ellos es cierto. «Siempre se ha dicho que las chicas altas no son elegidas y hemos tenido falleras mayores muy altas. Tampoco la falla a la que pertenecen o el dinero que puedan tener en la cuenta corriente son cosas en las que nos fijemos, es falso» afirma Jorge Guarro.
El vicepresidente de la JCF piensa que «hay que confiar» porque «si nosotros, los falleros, no confiamos en nuestro sistema de elección, algo va muy mal».
«Ha habido casos en los que ha podido coincidir que aquella candidata que la gente decía que iba a ser la fallera mayor por alguno de estos tópicos, al final ha salido elegida. Pero si la han sacado es porque el jurado ha creído que era la mejor candidata para representar a Valencia y a las Fallas» argumentan. Al final, hay que apostar por una y según cuentan ninguno se arrepiente de la que en aquel momento fue su elección.
 


 
Comparte esta noticia »


lasprovincias.es

Registro Mercantil de Valencia, Tomo 6732, Folio 122, Sección P, Hoja V74074, Inscripción 1ª C.I.F.: B-97002935. Domicilio social en la calle Gremis nº 1 (46014) Valencia. Copyright © Valenciana Editorial Interactiva S.L., Valencia, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, de LAS PROVINCIAS (Federico Domenech S.A.) y de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

© 2013 LAS PROVINCIAS Todos los derechos reservados.